martes, 2 de octubre de 2007

Me apetece escribir

Acabo de llegar de cenar. Es la 1:40 de la madrugada y mañana me voy para Tarata a las siete de la mañana. Más bien a esa hora empezamos a cargar las carpas para las ferias educativas de las unidades educativas alejadas que empiezan el miércoles. Mañana tenemos feria educativa en la tarde con las u. e.s que pasan clase en ese horario. Hoy han sido las de la mañana (René Barrientos, Esteban Arze y José Quntín Mendoza) pero no he ido. He estado con Marco en el CRP que estábamos muy atrasados con la carnetización y luego los niños y las niñas vienen a por su carnet y se les queda uan carita de pena cuando les dices que no lo tienes todavía que se nos cae el alma al piso!
Después de almorzar hemos ido a ver las feria y ya se habían acabado, pero mañana no nos queda otra que cerrar el CRP por la tarde e ir a apoyar a las ferias educativas (aunque yo no quiero cerrar el CRP por nada del mundo nunca, pero ya os he dicho, ni modo!) así que mañana con fotos os explico bien lo que es.
Hoy estoy muy tranquila. He descubierto que de tanto dar clases de Habilidades Sociales, se me ha pegado algo. No sabía (ni sospechaba) que fuera tan diplomática. Sólo hay una cosa que me hace sentirme mal. La gente que me conoce de verdad sabe que soy totalmente incapaz de enfrentarme a las personas. Sólo acabo sacándole la mugre a la gente que de verdad me importa (mi familia y mis amigos y amigas, los de verdad, los auténticos) y sin embargo, hoy, después de 23 años he sido capaz de hacer frente a dos personas. Cara a cara. En minoría (dos contra una). Y he hablado como si nada. He podido decir lo humillada que me he sentido todo este tiempo cuando no han tenido en cuenta que soy una persona, cuando no se han preocupado de pedirme las cosas si no de exigírmelas, cuando he abierto la puerta los sábados temprano en la mañana sin que a ellas les importase si había salido, si quería descansar, si estaba dormida... cómo he ido haciendo todo lo que me han "exigido e impuesto" sin protestarles, cayándome. He podido expresar que sentía que pensaban que era inferior a ellas, que nunca han tenido en cuenta mi tiempo ymi vida, que no me han mostrado respeto ni como persona (ya no como compañera de trabajo o simple trabajadora del CETM). He podido decir lo mal que lo he pasado sin pestañear. Me he expresado. Todo lo que sentía, pero sobre todo que me habían hecho daño. Que me iba a ir a España sin decir nada, aguantando como siempre, pero que lo del fin de semana me ha parecido excesivo.
De verdad os prometo que sentía como si yo no importase nada, es como si fuese: "Esta que vive aquí y no hace nada pues que recorte" O lo que toque cada vez que nos abra la puerta, que nos haga fotocopias, que nos traiga marcadores, que nos haga agujeros...
Me siento bien por haber podido decir que me han hecho daño, mucho. Sin llorar, sin gritar, sin exaltarme, sin perder los nervios. Tan tranquila. Sólo relatando.
He pdido decir que lo de esta mañana ha sido el colmo de los colomos, cuando a las siete y media me comunico con una de ellas para preguntarle por las llaves del CRP (que se quedó el viernes) y antes de poder saludarla lo primero que me dice es: "Ay Amrtita te voy apedir que..." Y yo intentando cortarla (que había llamado yo, recuerdo) y me grita más para tapar mi voz y me insiste en que quiere pedirme, que la escuche un momentito, que tengo que... He conseguido, gritando eso sí, decirle que parara y que me escuchara, que me dijera donde estaban las llaves y recién me dice que las está agarrando ella sigue a lo suyo: "Mirá, traéte las bolsitas de refresco. Las buscas en la heladera de abajo por si no están todas, tiene que haber unas 230 busca arriba y abajo en la oficina y las traes. Ahh las cuentas por si no están todas y cuando las tengas todas las traes, Sí? Listo? chao Martita, gracias ahora nos vemos"
Me he quedado muerta... ¿Pero cómo iba a contar las bolsas de refresco? 230? a las siete y media de la mañana y con prisa por llegar a Tarata? No entendía nada. He agarrado lo que había en la cocina y prau. Eso sí, os contaré que eran unos 30 kilos en cada mano. Bajarlas hasta la calle y buscar un traxi. De ahí subirlas y bajarlas al taxi y lo mismo para el taxi de Tarata. Y de la parada hasta el CRP cargando 30 kilos en cada mano. Me han dolido las manos hasta la tarde.
No es por cargar o no. Son las formas. Me matan las formas. Yo lo hago siempre encantada, pero no me gusta que me griten o que me infravaloren.
Pero estoy contenta. Estoy orgullosa de haber podido decir todo lo que sentía sin ofender, con calma y sobre todo recordándoles que mi familia me ha dado una educación tan excelente que yo prefiero decírselo a ellas en privado a hacer comentarios en las reuniones de equipo (como han hecho conmigo) y por supuesto que me daba igual lo que hubieran hecho el fin de semana pero que ellas se han dedicado a su vida privada y a su tiempo libre y yo no y eso me parecía respetar muy poco la vida de los demás y no tener en cuenta a nadie.
No me preguntaron si tenía algo qué hacer, no pensaron en que a mí también me gusta descansar los fines de semana y sobre todo no cumplieron con su responsabilidad con su trabajo y pero aún, con los docentes con los que trabajn y con los niños y las niñas.
Pero estpy bien. Tranquila. Sólo me duele pensar que ha sido aquí donde no he podido más. Donde ya no me ha valido hacerme la tortuga y pensar que yo había hecho algo mal y que me tenía que callar. Eso me duele. Aunque no tanto como el sentir que les he dejado que llegaran a pisarme de estas maneras.
Estoy feliz por mi diplomacia, por mi calma, porque no me he puesto a llorar en ningún momento (aunque reconozco que ha habido dos veces que me he tenido que parar porque notaba que me hundía un poco) pero hoy sé todo lo bueno que la vida y la experiencia (mi familia, mis amigos, mis vivencias) han hecho por mí.
Estoy feliz porque según hablaba me he dado cuenta de que además de decirles todo eso tenía que darles las gracias. Y lo he hecho, les he agradecido que me hayan hecho crecer como persona, que me hayan hecho ver que no soy como ellas, que me valore un poco y que me dé cuenta de todo lo que he aprendido aquí y me llevo conmigo y no me va a poder quitar nadie. Les he dado las gracias por demostrarme que mi trabajo habrá podido ser poco o sin calidad excelente, pero me ha "salido de dentro". Lo poco que haya hecho o lo (infinitamente) poco que dejo aquí, lo dejo con todo mi corazón, con toda mi ilusión y con todas las ganas del mundo. Sobre todo lo dejo con esperanzas de futuro, lo dejo abierto, lo dejo con esfuerzo y sabiendo y sintiendo que es a lo que más ganas le he puesto en mi vida.
Le he reconocido que tengo que agradecerles uno y una por una a todo el CETM, a los docentes, a los direcs, al distrital, a todo el mundo que se ha cruzado en mi camino, estos tres meses. Pero sobre todo, les he dado las gracias, de todo corazón (os lo prometo, esto me ha salido espontáneo, sobre la marcha, no había caído en ello antes) a ellas. Porque gracias a lo que me han podido hundir ellas, he descubierto la gente maravillosa de mi alrededor. Gracias a desprecios, a noches o días llorando o simplemente sumida en la deseperación deno saber qué hacer, he conocido a la gente que me ha ayudado, la gente que me ha querido aquí, que me ha apoyado y que me ha demostrado que ni estaba sola, ni tenía por qué estarlo. Gracias a su indiferencia o a su trato me llevo grandes amigos y amigas de aquí, gracias a estar mal he sabido lo que es que te hagan sentir, no bien, sino excelente, de maravilla.
Así que he decidido darles las gracias y decirles que poco me importaba ahora (cuando he comprendido todo lo maravilloso que había detrás) si les afectaba el haber hecho daño o no, que me daba igual, sólo quería que fuesen conscientes de que me habían hecho daño. Su opinión, ahora, no me importa.
Esto no se lo he dicho, pero gracias a ellas he conocido el cariño de los profes, los abrazos de mis niños y mis niñas, las sonrisas de Tarata y los paretones de mano y los saludos de los direcs (incluído el distrital jajajaja, que es un amor oigaaaa!).
Así que supongo que es verdad. Todo en la vida sucede por algo. Y yo tengo un moratón en el pulgar de recortar y creía que tenía otro moratón en el corazón y lo que pasa es que simplemente estaban madurando en mí las flores, los cerros, los paisajes y las gentes más maravillosas de Bolivia.
Estoy ferliz, aunque llorando de la emoción.
Nunca se me va a olvidar la frase más bonita de mi Súper Jefe (de MI AMIGO! Marco) cuando esta mañana me ha dicho: "Más tonta tú. Haberme llamado y me había ido a la oficina a recortar contigo". Ha sido de las cosas más bonitas del mundo. Me he sentido tan querida. He sentido que tenía aquí amigos de los de verdad (igual que cuando Giovi se vino ayer o cuando me ha dado un abrazo al llegar esta tarde a la oficina...´). O como Rosa que me ha dicho que no quería tener identificador porque sólo verlos le ponía de mal humor pensando en cómo había pasado el fin de semana! jajajaja, aunque yo le he hecho el suyo de la élite (como el mío y el de Marco) platificados y todo! Jajajaja. Qué grandes son! Y qué más da si ha habido dos piedras en el camino que me han hecho tropezar si he caido en un nido lleno de cálidas y suaves plumas? Más bien, así da gusto tropezar.
Estoy genial. Me duele haber descubierto mi asertividad aquí y no haber aguantado para llegar a España simplente cayándome una vez más. Pero me encantan MIS AMIG@S! Y mañana me van a encantar mis niños y mis niñas en la feria educativa!
Por cierto hoy, uno de mis niños me ha regalado los dulcecitos (que eran como las chocobolas) que ha ganado en la feria educativa y su mami nos ha traido buñuelos para Marco, Rosa y para mí (y unos cuantos más del CRP). De verdad... Unas ganas de llorar y de llorar y de no pará! Jajajaja. Son tan lindos... Ayy... Que me da otra vez! Jajajaja.
Esto no ha sido maravilloso, ESTÁ SIENDO Y SERÁ SIEMPRE maravilloso.
Hoy me he acordado de mi familia y de mis amigos (los de verdad pero que los tengo abandonaillos en las españas) y me he dado cuenta de que llevo 23 años teniendo una suerte increíble. En cualquier parte del mundo acabo rodeada de la mejor gente. Lo mejor lo tengo cerca y lejos a la vez, pero sé que lo tengo.
Os quiero mucho y hoy me he dado cuenta que ni os lo digo ni mucho menos os lo demuestro como os merecéis y tantas veces como os lo ganáis...
Hoy me he dado cuenta de que soy afortunada proque lo malo me hace crecer y lo bueno siempre lo supera y me hace seguir avanzando. No sé cómo tengo soy tan afortunada y no me doy cuenta más veces. Hoy sé que soy una gran persona gracias a que la gente que me rodea es mejor aún y me hace sentir bien.
Hoy simplemente sé que estoy bien en este mundo.
Gracias a todos los que sois parte de mí, porque no me siento única, me siento hecha de recortes (y nunca mejor dicho jajajaja) de todos y todas los que me habéis ido dando la forma que tengo ahora. Y afortunadamente, siempre habrá gente para patear las esculturas de arena en la playa que harán que pueda seguir viniendo gente distinta y estupenda a completarlas y darles nuevos enfoques, nuevos sentimientos, nueva vida y que así sean más grandes cada día.
Aunque yo no soy más grande cada día madre, que me ha dicho Don Fer que sólo me deja quedarme y sólo habla contigo para decirte que me dejes volver si prometo alimentarme bien jajajaja y mirá que yo como todo todos los días y con su yajua y todo!!!! Jajajaja. Don Fer tambiénme ha hecho reír esta mañana cuando más ganas de llorar tenía!
En fin, no sé cómo daros las gracias. Ahora me falta esa parte de las habilidades sociales, porque mis compis de equipo (porque somos un equipo mucho más mejor que el equipo Actimel, que lo sepáis) no leen esto... Y ya no sé yo si voy a ser capaz de decirles todo lo que quiero que sepan sin echarme a llorar, que aquí no lo he conseguido`pues como para ponerme frente a ellos y ellas... Jajajaja. Seguiré entrenando mis Habilidades Sociales...
Mañana.... fotos de las ferias educativas de la U.E. Melchor Urquidi y de la U.E. Tarata y explicación (lo mejor que pueda con lo poco que sé carca del tema) de lo que son las ferias educativas y de donde vienen.
Besazos de los más grandes que tengo! (que no de los más íntimos, cochinos! Jaaaaaaaajajajajja)

9 comentarios:

Almu dijo...

Ala... del tirón... así escribiendo poco, como a ti te gusta, eh??? Jejejeje.
Bueno cielo de aquí a torear con jefes, compañeros y políticos no te queda na, así que bien venida al mundo laboral y qué bien que has resuelto ahí lo que es de ahí... imagina que luego lo pagas en casa... :S uysssss... Jejeeje, En serio estoy muerta de sueño así que voya dormir un poquito que esta mañana no sé quien me ha despertado brrrrr.
Besetes mil

mamacuenca dijo...

Hola cariño; ¿que tal el día?, nosotros todos muy bien.
Yo me sumo a lo que ha dicho Almu, pero añado ¿cuánto has crecido en un finde?,casi tanto como si te la hubieras pasado bailando(que sé que te gusta).
Bueno cariño, no quiero abrumarte, pero ya tacho los días, aunque tu sigue disfrutando de tus niños/as y de todos los que te rodean y aprovecha estos días si cabe con más intensidad y felicidad, porque hay cosas que tal vez no se repitan, por el momento, las circunstancias, el tiempo ect, en otro momento serán otras, con otras circunstancias y tal vez ootro tiempo.
Nena que te queremos mucho , que estamos muy contentos con tener una pequeña y nos sentimos orgullosos de ti. Un abrazo muy muy muy fuerte y muchososososososos besitos

Mª Ángeles dijo...

¡Hola Marta! Acabo de "perder" no sé qué duende de internet se lo ha llevado, una parrafada que te había escrito , le he dado a una tecla y...¡se esfumó! no lo encuentro, bueno pues te libras de un rollo pero que sepas que estamos aquí, relativamente cerca, a la vuelta de una esquina y que te queremos un montón que ¡olé!, ¡olé! y olé ...por lo bien que has toreado el asunto y pasa página y quédate con lo bueno... y en cuanto al crecimiento no te pases a ver si nos vas a dejar a todos a la altura del betún, que algunos somos muy bajitos y creo que ya has alcanzado al primo de "Zumosol", sí ese del anuncio de hace unos añitos.... Muchos besitos de esos de las cajas y ... ¡hasta pronto!

YO la primogenita dijo...

Hola!!!!: creo que en todo este tiempo no te he contado lo bien que me queda la ropa tuya, no toda pero... vaya que si tienes que estarte un mes más no te preocupes, ya voy utilizando yo algunas de tus camisetas, chaquetas y demás... Los pantalones no me deja cortalos mamá, no entiendo porqué!!! Y las horquillas del pelo no me sirven pero... excepto tu cepillo de dientes, obvio, tu cama (la mía es más grande) y tus zapatos (¡madre mía que pie tienes!!!!) pues que me queda todo bien oye... Ya ves, todo, hasta la caja de plata llena...
Jejejejejeje.... nos vemos!!!!

Anónimo dijo...

Las cosas, por lo que leo, se te ponen peligrosas en casa, Marta, hija; se da una media vuelta y te quitan hasta las bragas, con perdón. Si te sirve de consuelo y como medida de hasta dónde debe de llegar tu preocupación, en uno de mis regresos a España (y cuando ya llevaba casi tres años de ausencia), detecté varias cuestiones que me mosquearon en mayor o menor medida y eran las siguientes:
1) Mis padres hablaban de mí, delante de mí, como si yo no estuviera.
2) Mis padres planeaban cosas sin mí e incluso se fugaban sin mí.
3) Mi cama había sido desplazada, mis estanterías desmontadas, mis libros primorosamente embalados y mis cicatrices de guerra también.
4) La gata que teníamos por aquel entonces campaba a sus anchas por lo que habían sido mis propiedades.
5) Mi antiguo cuarto de baño era una especie de almacen de recuerdos familiares donde no fui capaz de encontrar nada de lo que yo había dejado. Según algunos, todo había caducado (como los Danones).
6) La supramentada felina se había convertido en herederera universal del patrimonio familiar (la frase preferida de mis progenitores era...¿y si le dejamos la herencia a la gata?.
7) Mi hermano había ido cogiendo posiciones en el sillón de la tele, en la mesa de la comida, en el balcón, en el coche, en el ascensor y donde fuera.
8) Mis amigos se habían esfumado y el que no había abierto una mercería en Palencia, había puesto una churrería en el valle del Jerte.
9) Mis amigos se habían reproducido como los hongos. Los niños incluso tenían dientes.
10) No sabía dónde estaban mis amigos. Todo lo que pude saber, incluída la mercería y la churrería, fue por un chivatazo.
11) Había móviles en las calles y todo el mundo tenía uno. Servían para hablar con la gente y se mandaban mensajitos.
12) No me acordaba de la clave de mi antigua tarjeta de crédito; ni siquiera recordaba haber tenido tarjeta de crédito.
13) Y, lo peor, es que me habían cambiado al médico de cabecera. En su lugar, tenía una hidra de siete cabezas que escupía por los colmillos y vociferaba en lenguas casi muertas.

¿Preocupante o no?.

Muchos besos de Alejandra.

Anónimo dijo...

"ME APETECE LEER ALGO MÁS"... lo digo para ver si te animas... mujer... por leer, más que ná, por leer algo...
Besos

Marta en Bolivia dijo...

Tengo dos millones de cosas que contar y no sé cuál es más surrealista... No sé si me vais a creer todo lo que hay que contar... De momento se están descargando más de cuatrocientas fotos... :s No sé por dónde voy a empezar, con el poco tiempo que tengo... ayyy.. Bueno, lo intentaré!

mamacuenca dijo...

Hola cariño, creía que te habías olvidado de nosotros, aunque también pienso que estás apurando y disfrutándo y no te queda tiempo para los del otro lado del océano, pero tienes un movil para llamar.No necesito tantas fotos, ya las veré cuando vengas, necesito saber que estás bien.Te has librado de un buén madrugón, porque has escrito, que si no, llamada al canto a horas intempestivas, ja ja ja ja ......
Bueno un besazo muy fuerte y muchos besitos, que pases buén finde, besitos

Anónimo dijo...

Ayssssssssssss....
Jejejejejeje
Besetes: Almu